#Confess

image credit: VTS

 Confesar: una moneda hermosa de dos caras. En primer lugar, confesar es divulgar. El trabajo del Adviento incluye examinar nuestras conciencias, mirándonos de manera valiente y nombrando ante Dios esas acciones que no están de acuerdo con el llamado de nuestro Creador en nuestras vidas. Asimismo, confesar es profesar nuestras creencias más profundas. Esto también es trabajo del Adviento, para un pueblo que vive con esperanza, seguro en el conocimiento que somos perdonados y libres en Cristo Jesús.